La serie perdida de Netflix y HBO

Cuando Netflix entró al mercado como productora lo hizo con 2 series de determinante éxito. Por un banda, el drama político protagonizado por Kevin Spacey ‘House of Cards’ y por otro banda la comedia carcelaria ‘Orange Is The New Black’, ambas apuestas con destacados repartos sumado a prestigiosos directores y guionistas.

Sin secuestro, una tercera serie pasó un poco más desapercibida: ‘Hemlock Grove‘, un drama sobrenatural que ha sobrevivido a tres temporadas en la plataforma. Si aceptablemente no tuvo tanto éxito como los otros estrenos originales, tres temporadas no son pocas, sobre todo cuando las audiencias solo estaban procesando el maniquí de distribución de la plataforma. Pero a pesar de ser una de sus primeras creaciones, el hércules no tuvo piedad, anunciando que la serie dejará la plataforma el 22 de octubre.

Es una táctica que permite evitar el plazo de nuevos residuos a los criadores, un retazo necesario para una empresa que enfrenta importantes pérdidas desde principios de año. La migración de usuarios, la creciente competencia y los costes de producción desorbitados les han obligado a tomar estas decisiones.

Sin secuestro, el problema es que ‘Hemlock Grove’, que llevó primaveras de trabajo a su reparto, equipo, directores y escritores, básicamente se convierte en una serie perdida. Al eliminarlo de la plataforma de Netflix, imposibilitó el acercamiento procesal a él, poco que lamentan sus creadores.

EL ESTÁNDAR DE HBO

Pero Netflix no es el plataforma que hace que este tipo de osadía sea la más. Desde la arribada de David Zaslav al frente de Warner Brothers, varios proyectos han dejado HBO Max. Desde cancelaciones de películas ya terminadas como ‘Batgirl’ para que las anotes como pérdidas en tu comunicación de la renta, hasta la retirada de proyectos de culto como ‘Tren infinito’. o incluso parte de la historia de un cineasta como Martin Scorsese borrando su trabajo en ‘Vinyl’.

La osadía se debe, en teoría, a las mismas razones que llevaron a Netflix a cortar ‘Hemlock Grove’ de su catálogo: pagando derroche a los creadores. Según Zaslav, la osadía se debe a que sus puntos de perspicacia no justifican mantenerlos en la plataforma. Sin secuestro, los creadores lo acusaron de tomar la osadía en privado y anunciarla de forma poco profesional, en el caso de ‘Infinity Train’ su creador solo se enteró de la osadía cuando se hizo pública.

El problema es que este tipo de acciones pueden preocupar al talento de cara al futuro. James Gunn, director de la exitosa ‘Peacemaker’, destacó que está preocupado por lo que podría poseer pasado con su serie si no hubiera tenido éxito, y señaló que su salida del corriente habría sido un detrimento para su cartera como director y Neil Gaiman. , creador de ‘Sandman’, expresó su preocupación por la cachaza del anuncio de renovación tras el éxito de la primera temporada de la acoplamiento.

PREOCUPACIONES FUTURAS

La verdad es que las decisiones recientes de HBO y Netflix han puesto a los creadores en alerta máxima, recordándoles cuán inseguros son sus trabajos. La desaparición del formato físico para los lanzamientos de plataformas originales y la complejidad de sus algoritmos no genera mucha confianza para los creadores.

El más vocal fue el creador de ‘Infinity Train’, Owen Dennis, quien habló con franqueza sobre lo difícil que fue ver su trabajo básicamente borrado de Internet. Si aceptablemente actualmente se puede obtener a la serie comprando una copia digital en Amazon, YouTube o Google Play, en un momento cedido no había otra forma de obtener a la serie que hacerlo de forma ilegal.

LA PIRATERÍA COMO FORMA DE CONSERVACIÓN

Si un historiador de cine, por ejemplo, quiere ver todas las obras dirigidas por Martin Scorsese, no podrá obtener a los primeros capítulos de ‘Vynil’ firmados por él. Es un problema creado por el brinco del mundo del cine al mundo digital, que pone en una situación precaria las obras terminadas.

Lo cierto es que el mundo digital lo tiene todo para aumentar los anaqueles de lo que en Estados Unidos se describe como «LostMedia»es opinar, obras audiovisuales de las que no existe un registro completo. Ya es posible clasificar a ‘Batgirl’ como tal, con el estudio borrando todas las copias tras una sola proyección para el equipo que trabajó en la película.

Irónicamente, en esta situación, la piratería puede convertirse en el mejor amigo de los creadores. El archivo torrent subido ilegalmente puede convertirse en el postrer procedimiento para preservar algunas películas o series. Lo cierto es que si un cineasta de la talla de Martin Scorsese no tiene un seguro para la conservación de su obra, es difícil estar tranquilo. ¿Qué pasaría si Netflix decidiera eliminar ‘Sandman’ o una película como ‘El irlandés’ o ‘El poder del perro’? ¿Y si la primera animación de Guillermo del Toro es un fracaso y deciden borrarla? Lo cierto es que en una situación así cualquier historiador del cine agradecería un hacker.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *