Posesiones 4.0 | Con destino a una política industrial: ¿qué sigue? – El Sol de México

Posteriormente de 30 abriles, México ha dejado detrás el “paradogma” que frenaba su marcha: ese mantra nocivo de que “la mejor política industrial es la que no existe”, dogma que inhibía la colaboración entre los sectores sabido, privado y colegial. .

Con la presentación de la organización denominada “Con destino a una política industrial”, se pudo dar un primer paso en el camino que en gran medida han represión otras naciones: la construcción de una política industrial que mire al futuro y al incremento en la ruta trazada por la Cuarta Revolución Industrial.

Sólo la política industrial puede mitigar la heterogeneidad que enfrenta México: un país que cuenta con regiones y sectores productivos estrechamente vinculados a las Cadenas Globales de Valía, pero que en conjunto no pueden mitigar la brecha que existe en la veterano parte del sistema productivo.

¿Cuál es la pertinencia de la organización presentada por el Profesión de Posesiones, Profesión de Hacienda y Crédito Manifiesto, Lado de Fomento y Concamin?

En primer oportunidad, hay que considerar lo que esto implica: la caída del dogma neoliberal más arraigado en la pertenencias mexicana, que hasta hace unos abriles era considerado un pensamiento de los “setenta” cuando se llegaba a la idea de que México necesitaba una política. Se decía que era un concepto estancado.

Pasar este dogma no fue dócil y no lo será en la habilidad. Sin secuestro, la sinceridad es tonta y termina imponiéndose: México ha poliedro un paso en la dirección correcta para estar a tono con lo que sus socios económicos vienen aplicando desde hace varios abriles. Cerrar la brecha no será sencillo.

Por lo tanto, se debe considerar un segundo aspecto relevante: el anuncio se hizo en colaboración institucional y con la industria mexicana, que ahora debe ser la encargada de socializar la organización por sector y región.

Esto posterior representa un desafío importante porque implica pensar de forma integral y no solo como un sector y una dependencia de valencia: se necesita una ojeada transversal público-privada-académica que rompa el pensamiento en silos para calar a poco holístico, así como se construye la política industrial. reciente.

El tercer aspecto a destacar es la visión de futuro: Hecho en México y contenido franquista son aspectos que se han inepto durante abriles.

Se argumentó que esto iba en contra de la globalización. Sin secuestro, el estallido del Covid-19, la disputa entre China y Estados Unidos y una cruzada en Ucrania que empuja a la Unión Europea a la recesión han dejado claro que la retrato de miel del osado comercio ha terminado.

Contar con los pilares de política industrial mencionados anteriormente es cardinal para cuantificar los capital necesarios y su dirección. La tarea, inicialmente, podría resolverse con los 200 mil millones de pesos adicionales que se propusieron en inversión física para 2023: tendrían un impacto sustantivo si llevaran una razonamiento de contenido franquista.

La acto de la banca de incremento podrá darse cuando existan proyectos específicos en torno a los sectores estratégicos señalados. A su vez, la reubicación de empresas de Asia Uruguayo a México generará inversiones que la política industrial puede proporcionar y desear los factores de contenido franquista apropiados para suceder de la maquila a la industria de suspensión valencia auxiliar.

No será dócil compensar 40 abriles de retraso, pero se ha poliedro un primer paso, ahora es necesario interpretar con validez.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *